Historia del corsé

Maya Hansen (Colección 2012/13)

HISTORIA DEL CORSÉ

El corsé es una prenda que cada día está más de moda y cada vez son más las mujeres que se apuntan a esta tendencia para sentirse guapas, esbeltas y a la moda.
La palabra corset proviene del antiguo francés “cors” que era un diminutivo de “cuerpo”. Es una
Prenda que se utilizaba, y se sigue utilizando, para estilizar la figura femenina.
El uso más común del corsé, y por el que es conocida esta prenda, es el adelgazar la silueta,
Definirla y hacerla más atractiva, resaltando las curvas, reduciendo cintura y marcando la cadera y
El pecho. Pero también, en otras épocas, esta prenda ha sido utilizada para moldear figuras
Femeninas sin apenas formas, reduciendo tanto el pecho como las caderas.
Existen distintos tipos de corsés: desde los que empiezan por encima del pecho, hasta los que
Comienzan por debajo del mismo. Lo normal y más común es que terminen en la cadera,
Sobretodo en la actualidad, pero también han existido los que llegaban hasta la rodilla. Además,
Pueden llevar ligueros, que sujetan las medias, quedando una prenda sumamente sexy y sensual.
HISTORIA DEL CORSÉ
Los orígenes del corsé son muy antiguos. Ya las mujeres de civilizaciones antiguas, tales como
Creta, Grecia, Roma, Egipto, Siria, usaban una especie de corsé para afinar la figura o incluso
También para practicar ciertos deportes que requerían trajes de soporte. Pero hasta el siglo XVI y
XVII el uso del corsé no se difundió como una prenda empleada por todas las mujeres,
Independientemente de su posición social.
La moda llegó a España y Francia a finales del siglo XVII, donde los corsés se volvieron más
Elaborados y fueron una parte imprescindible de la imagen femenina, combinándolos con faldas
Voluminosas, pequeños abrigos y el aro entrelazado que empujaba el pecho hacia arriba, la
Imagen ideal y voluptuosa de una mujer en un evento social. Resulta curioso que en el siglo XVII
Los corsés fueron usados también por los hombres, niños y niñas a partir de los siete u ocho años,
Principalmente en las clases sociales más altas.
A mediados del siglo XVIII los corsés volvieron a ser el centro de la moda creando los famosos
Corsés victorianos, que al contrario de los antiguos, no todas las mujeres los apretaban al extremo
Y mucho menos a diario. Tampoco removían sus costillas quirúrgicamente, ni les provocaba
Tuberculosis, ni les dañaba la columna. Sin embargo, a pesar de esta mejoría, el continuo uso del
Corsé extremadamente ajustado, les podía llegar a deformar la cavidad pulmonar y provocar el
Desplazamiento de órganos. Por ello, las damas de la alta sociedad reservaban su uso para eventos
Formales. La Revolución Francesa hizo caer la prenda en desuso, pero no duró mucho ya que las mujeres francesas iban buscando el ideal de belleza griega, por lo que lo volvieron a retomar posteriormente.
Después de la Segunda Guerra Mundial las damas se “masculinizaron”, cortando el pelo, alisando las formas y disimulando sus caderas, por lo que el uso del corsé desapareció.
La moda actual, durante muchos años, ha ido cada vez más hacia la comodidad y la practicidad,
Por lo que el corsé era una prenda que estaba casi desaparecida, formaba parte de la historia de Siglos pasados, salvo en el mundo de la lencería, donde siempre se ha podido encontrar alguno.
Hoy en día, el corsé ha vuelto a recuperar su importancia y a ser deseado por muchas mujeres gracias a la diseñadora Maya Hansen que, desde hace unos años, ha conseguido posicionar con
Sus diseños esta prenda en lo más alto.

MAYA HANSEN
De padre argentino y madre danesa, Maya Carbajal Alex-Hansen es el alma de su firma, que lleva
Su nombre “MAYA HANSEN”, creada en 2004, donde el corsé es el auténtico protagonista, haciendo que el corsé sea la principal prenda de vestir. Su inspiración se remonta hasta los corsés de principios del siglo XX, y elabora cada uno siempre sobre pedido y con gran cuidado, utilizando tejidos de alta calidad, ballena de metal en su interior, cinta reductora en la cintura y varias capas de tejido para dar una mayor consistencia y durabilidad.
Maya tiene la virtud de hacer diseños para todo tipo de personas y gustos, desde los más
Arriesgados y cañeros, hasta los más clásicos.
Así, esta diseñadora ha conseguido darle tanta relevancia e importancia a sus prendas que este
Año ha sido parte de la Cibeles Fashion Week, con una colección basada en corsés, mucha
Curiosidad y un punto de excentricidad. El negro sado, dorados y marrones mostraban una
Colección nocturna, salvaje y con detalles fetichistas.
Los corsés de Maya Hansen ya son distribuidos por todo el mundo: España, Reino Unido, Estados
Unidos, Japón, Suiza, Francia, Países Bajos y Lituania, y a través de su web http://www.mayahansen.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s